11 años de Cine 9009 en línea.

El próximo 19 de febrero de 2017, Cine 9009 cumplirá once años en línea. Sí, jodíos, cuéntenlos, once en total desde su inauguración en el ya lejano 2006. Y para celebrar, estamos embarcados en una minimaratón de posteos. De manera que entre el domingo 12 y el domingo 19 del febrero que ya mencionamos, habrá un posteo nuevo con una peli nueva cada día, en donde aprovecharemos de repasar algunas que vimos en el cine, y que por un motivo u otro no acabaron publicadas en su día. Y a no quejarse de que llegó demasiado tarde, que ya no las podemos ver en el cine y otras cosas. También está el cable, el streaming, los DVDs para los cuatro gatos que todavía los compran, y... er... well... medios menos legales para conseguírselas. Además, si fuera por eso, no habría posteado pelis de cine mudo que se estrenaron hace sus buenos 90 o 100 años atrás. De manera que... disfruten, y saludos para todo el mundo (eeeeeexcepto para ese perejil de allá... sí, tú, a tí te hablo... el de la IP chistosa... te reconozco, eres el imbécil que no apagó el smartphone el otro día en el cine. Cretino. Pero para el resto, saludos).

domingo, 29 de abril de 2012

"Titanic" (1997).


-- "Titanic". Estados Unidos. Año 1997.
-- Dirección: James Cameron.
-- Actuación: Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Billy Zane, Kathy Bates, Frances Fisher, Gloria Stuart, Bill Paxton, Bernard Hill, David Warner, Victor Garber, Jonathan Hyde, Suzy Amis, Lewis Abernathy, Nicholas Cascone, Anatoly M. Sagalevitch.
-- Guión: James Cameron.
-- Banda Sonora: James Horner.

-- "Titanic" en IMDb.
-- "Titanic" en la Wikipedia en inglés.

¿DE QUÉ SE TRATA?

El argumento es ése que ya viste. En la versión original de 1997, en DVD, en las incontables repeticiones en TV, o ahora en glorioso 3D. Sí, ése es el argumento. Qué... ¿Quieren más detalles? ¿Se lo saben pero igual quieren que se los cuente porque están enamorados de la bella prosa de vuestro seguro servidor el General Gato...? Vaya, me halagan... Bueno, bueno, está bien, soy sensible a las lisonjas, así es que voy a contar el cuento, ¿OK? Allá va. Un pequeño vehículo se abre paso en medio de las tinieblas submarinas. Destino: los restos de un naufragio. Que por el título de la peli, podemos inferir que es el Titanic, ¿no? Toman fotos y lanzan algunos comentarios irrespetuosos acerca del ¡Titanic! ¡HEREJÍA! ¡¡¡ES JAMES CAMERON SOBRE EL TITANIC, NO TOMARÁS EL NOMBRE DEL TRASATLÁNTICO EN VANO!!! El caso es que llevan a la superficie una pequeña caja fuerte (sí, el mismo vehículo robótico que no fue capaz de levantar una puerta de madera semipodrida minutos antes... no me pregunten, yo no escribí el guión), y con esa técnica de restauración de antigüedades llamada MAGIA DEL CINE, obtienen el dibujo de una maja en bolas. ¡No hay oro, pero hay ARTE!!! Oh, cruel decepción... El caso es que cuando exhiben el dibu en la TV, aparece una vieja media patuleca diciendo que esa chica del retrato es ella... Oh, crap, time goes on... El caso es que la vieja sabe algo acerca de una joya llamada el Corazón del Océano, que nadie más se supone que sepa, de manera que le garantizan ticket de primera clase hasta el barco saqueatesor... er... hasta el barco de investigación arqueológica submarina, that's it. A la señora le investigan los antecedentes y descubren que ni siquiera estaba en la lista de pasajeros, y además que fue actriz, vaya uno a saber si es una impostora al estilo Anastasia. Pero el capitán, erre con erre que la vieja es legal, y se disponen a escuchar su historia. Salto en el tiempo a... sr. James Horner, partitura por favor... turuuuuuú-rururú... mai jaaaaaar güilgouón... Thank you. 1912. El Titanic está a punto de zarpar, y aparece la prota, que es la misma vieja, pero ahora en joven, o sea, Kate Winslet cuando era ilustre desconocida. Detrás aparece el prometido, que es que lo ves y ya te da cosa creepy (aunque alguna fan femenina tendrá, si los abusadores también tienen su fanclub, créanselo o no). Se suben al Titanic, listos para afrontar su destino, y luego vemos en otra parte, en un pub, a James Cameron, bajo el alias de Jack Dawson y con el perfil de Leo DiCaprio. El caso es que James Cameron, bajo el alias de Jack Dawson y con el perfil de Leo DiCaprio, se gana una partida de poker con un amigote, y en el premio va incluido... un ticket en el Titanic en tercera clase. Una vez a bordo, Jack Dawson verá a la joven Rose y dirá lo que dice cualquier tercera clase al respecto: "¡¡¡MIJIIIIITA RRRRRRICA, WASSSHHHIIIIIITA, QUIÉN SE LA LLEVARA A MONTARSE Y HUNDIRSE CON EL TITANIC, WASHALOMA!!!". Sólo que lo dice para sus adentros porque, bueno, si lo dijera de viva voz no sería romántico y a las chicas del público se les atragantaría, ¿verdad? Después, en un rapto de niñata malcriada "no los soporto a uds. por ser tan vacuos y no ser tan interesantes y doctos como James Cameron", ella abandona una cena a toda prisa y, con el melodrama propio de las criaturillas malcriadas, se instala en la baranda del Titanic, lista para saltar y suicidarse. Pero justo, por accidentes del guión escrito por James Cameron, resulta que James Cameron, bajo el alias de Jack Dawson y con el perfil de Leo DiCaprio, andaba dando vueltas por ahí, y la convence de que no salte. Comienza entonces el romance que incendiará la pantalla, romance que ya sabemos afectado por una cercana tragedia, porque como sabemos, al final el barco se hunde. ¿Eh, qué cosa? ¿No lo sabías? ¿¿¿ACASO NO SABES QUE EL TITANIC SE FUE A PIQUE EN SU VIAJE INAUGURAL EN 1912...??? ¿¿¿Y LA MENDA DE POSTEOS QUE HE PUBLICADO AL RESPECTO EN ESTAS DOS ÚLTIMAS SEMANAS EN SIGLOS CURIOSOS, AH...??? Er... ¿No? No eres por casualidad un tuitero de 15 años que va a cine por un severo caso de adicción al pop-corn, ¿verdad? Uhm, me lo temía.

EL ESPÍRITU DE LOS TIEMPOS.

Había un director llamado James Cameron, cuyo lema para rodar pelis era "BIGGER!!! HARDER!!! THOUGHTER!!!". Partió rodando la magistral (sarcasm mode here) "Piraña II", siguió con "Terminator", y venía de rodar "Mentiras verdaderas" cuando vio la peli "Una noche para recordar". Y de inmediato se enamoró del Titanic: esa longitud, esas líneas estilizadas, esa potencia... ¡Que me voy a rodar una peli sobre el Titanic, leñe! Pero claro, la catástrofe por la catástrofe no tiene mucha gracia, salvo que sea el 9-11 por CNN, así es que había que meterle algo. Las opciones posibles eran: a) Una parábola religiosa acerca de cómo Dios castiga el orgullo del hombre a través de un sacerdote que es purificado por la catástrofe y alcanza la redención, b) Una extensa disquisición filosófica acerca de la futilidad de la vida y la necesidad de vivir una vida sencilla por sobre el lujo y el boato a través de un filósofo existencialista a lo Nietzsche que tenga eruditas conversaciones de salón entre puro y puro y brandy y brandy sobre la vida y la muerte y todo lo que hay entremedio, c) Un marino borracho que se embarca en una cruzada de supervivencia liándose a mamporros con un oso polar (conocido también como el Gambito Robertson), y d) Una histora vendedora sobre dos amantes en un romance imposible por la diferencia de clases sociales. Ya sabemos cuál fue la opción cameroniana aquí. Cuando se lo planteó a los ejecutivos de la FOX, éstos se quedaron perplejos: un blockbuster que es un drama de época casi sin acción de 150 millones de dólares y sin secuela. WHAT THE...??? Pero le dieron la luz verde, porque si la cosa más o menos recaudaba algo, se podían asegurar a James Cameron para algún futuro proyecto, que no en balde el tipo se había forrado con "Alien 2" y "Terminator 2: El juicio final". Cuando el presupuesto acometió la maldición clásica de todas las pelis rodadas in water (¿"Waterworld", alguien?) de ir escalando el presupuesto, James Cameron se dejó el salario sobre la mesa y prometió trabajar por gratis si no le cerraban la llave del presupuesto. Cuando se estrenó, fue la primera peli en sobrepasar la barrera de los 200 millones de dólares de presupuesto, una elefantíada para la época (qué tiempos aquéllos, ¿verdad?). Y miren que el desgraciao la supo hacer: rompió el récord de ser la primera peli en embucharse mil millones de dólares, llegó a recaudar dos mil millones de hecho, y arrasó con los calvos dorados llevándose once preceas para la casa de un total de eventuales 14 nominaciones, igualando el récord de "Ben Hur" de 1959. Y yo aquí escribiendo blogs por gratis. Si la mina de oro está en rodar naufragios, entonces, veamos, veamos, veamos... qué voy a rodar... ¡Ah, ya sé! El hundimiento del Kronan en 1676. ¿Qué puede fallar con un drama romántico de época sobre el hundimiento de un navío de la marina de guerra sueca en el siglo XVII? Dinero, fama, barbacoas en Hollywood, allá voy...

¿POR QUÉ VERLA?

-- El paso del tiempo no ha hecho sino favorecer a "Titanic". En el momento de su estreno hubo una activa campaña entre el común de los estiradetes pedantes acerca de que "Titanic" era una mugre, muchos de los cuales seguro que eran telépatas porque ni siquiera la habían visto porque, bueno, ellos no veían mugres. Todo porque, bueno, no es una peli filosófica ni conceptual. Que no es europea, leñe. Pero es que "Titanic" no pretende serlo, tampoco. Filosófica o conceptual me refiero, que de europea apenas Kate Winslet y poco más. "Titanic" se enclava firmemente dentro de una determinada concepción de cine, que es el cine como espectáculo, como algo que se te muestra para dejarte con la boca abierta y asombrarte y dejarte clavado en la butaca. Por alguna razón, los idiotas de toda la vida piensan que eso está mal, que esa clase de cine no vale, que sólo vale el cine que "hace pensar" (en particular el que hace pensar como ellos piensan, miren ustedes qué coincidencia). ¿La historia romántica es primaria? ¿Toda la carga emocional de la peli está desatada sobre el naufragio? ¿Es una peli que apela a los sentimientos antes que a la razón? Bueno, es lo que es, en dónde está lo malo con eso... Yo en sus días defendí a "Titanic" como un magnífico exponente del cine espectáculo, como una muestra magistral de cómo debe hacerse ese tipo de cine, y el paso del tiempo no ha hecho sino darme la razón. Al reencontrarme hace poco con "Titanic 3D", me encontré cuánta razón tenía (ya que estamos en el 3D: ni quita ni añade nada a los logros de la peli, que no son pocos). Frente a otros subproductos que se han rodado desde 1997 a la fecha, que prometían ser la chicha en cacho de transportarte a otro mundo blah-blah-blah y que pasados dos o tres añitos yacen en el olvido (¿"Alicia en el País de las Maravillas" de Tim Burton, alguien...?), "Titanic" sigue resistiendo orgullosa la prueba del tiempo. La peli, no el barco, claro. El propio James Cameron después, fiel a su filosofía de cada vez más imponente, trató de superarse a sí mismo con "Avatar", pero a mi gusto, no lo logró: "Avatar" entretiene y es espectacular, pero no deja esa misma sensación de tibieza y cariño que deja "Titanic". Peli que puede ser hasta ñoña en muchos respectos (¿James Cameron bajo el alias de Jack Dawson y con las facciones de Leo DiCaprio, yéndose a pique al final para que todos moqueen pañuelitos?), pero que está hecha con un mimo y un cuidado muy especiales. Aquí, Cameron consiguió la rara alquimia de que su historia, bastante sencilla dentro de lo suyo (romance socialmente prohibido a bordo de un barco condenado a hundirse), se potencie de esa sencillez en vez de resultar simplona y aburrida. Esta fue la jugada que no resultó demasiado en "Avatar", pero que aquí está resuelta con mano maestra. Tenemos esos fastuosos escenarios y vestuarios, tenemos esa atención a detalles sutiles como los personajes que se mueven en el fondo, tenemos una partitura de James Horner que está en su punto justo que transporta a ese mundo de emociones sin abrumar con cortinas o golpes musicales (aprende algo Steve Jablonsky el tarrero que sonorizó "Transformers"), tenemos esos actores clavándolo en sus roles, tenemos esa mezcla de cinismo social con cálida humanidad... Esta es una peli hecha no sólo con oficio o con técnica, sino con cariño. ¿Que se nota el ego de James Cameron casi a cada minuto, que el prota es casi un surrogatorio suyo o de la audiencia, que la vieja al final le da lecciones de tibieza de corazón y buenos y nobles sentimientos a los saqueadores de tesoros porque ELLA SÍ SABE LO QUE SIGNIFICA EL TITANIC JOER? Bien, dejémosle eso, si perfecto no podía ser tampoco. Además, no tiene nada de malo un poco de autoindulgencia cuando todo el resto está tan bien.

-- La peli tiene algunos subtextos bastante interesantes. Se ha hablado mucho de que Rose es otro de esos típicos personajes cameronianos de mujeres fuertes, pero por suerte, en este caso "mujer fuerte" no significa machorra, como Sigourney Weaver en "Alien II", Linda Hamilton en "Terminator 2: El Juicio Final" o Michelle Rodriguez en "Avatar". Rose es un raro equilibrio entre mujer fuerte, pero que sabe ser femenina (bueno, el momento en que se libra de las represiones sociales que la asfixian es cuando se pone en bolas para que la dibujen... sutil, James, sutil). Pero las concomitancias sexuales no se agotan allí. En un desayuno, los mandamases del cotarro se ponen a hablar de manera casi lasciva acerca de lo grande y potente que es el Titanic, a lo que Rose replica que Freud tendría algo que decir sobre eso. Es un golpe bajo, pero vaya uno a saber si James Cameron se da cuenta de cuánto se vuelve ese golpe en su contra. Porque la peli puede ser definida casi como porno del metal: el barco mismo está retratado con enorme sensualidad, casi con fetichismo. Quizás esto se relacione con que el "chico bueno" del triángulo amoroso tenga facciones algo finolis y además sea sensible y le pegue al dibujo, mientras que el "chico malo" del triángulo amoroso por el contrario es un machorro de vieja escuela, pero caricaturizado como un duro y bruto maltratador de mujeres. Cuando los dos protas se escapan, lo hacen a través de las entrañas del Titanic, del fuego de las calderas, en una escena de colores rojizos en vívido contraste con los tonos suavemente pastelosos del resto de la peli: el Titanic es casi retratado como una especie de gigantesco útero de acero en cuyo vientre florece el romance y el personaje de Rose crece. Habrán otras secuencias similares después, pero cuando el barco ya se esté hundiendo: el útero se ha quebrado, ahora esos pasillos están descritos en tonos azulosos y después en la oscuridad cuando falla la electricidad, y los dos protas deben tratar de arreglárselas para salir del mismo para sobrevivir, en lo que puede ser leído como una metáfora del nacimiento (al final, ya sabemos en qué acaba la cosa). En ese sentido, lo que en la superficie es otra pastelosa y mermeladosa tragedia romántica de amantes que no-pueden-estar, tiene una enorme cantidad de concomitancias y sugerencias sexuales raras. Y sólo para incordiar a mis lectores un poquito dejándoles con pesadillas en la noche siguiente a leer esto: si mi teoría de que el Titanic es una especie de gigantesco útero mecánico, ¿no resulta perturbador que no sea redondo ni esférico, sino largo y aguzado, de forma fálica, hendiendo las olas, y al final más encima se quiebra en dos antes de hundirse en el corazón del océano...?

-- Un aspecto que le añade cierta profundidad a un guión en esencia bastante básico, incluso esquemático, es que estamos frente a una narración enmarcada. La historia parte en el presente (bueno, en los '90s), y desde allí, Rose nos recuerda lo que ha pasado. Si nos tomamos el extensísimo flashback (tres horas narrando la vieja, vaya pulmones se gasta para una centenaria) como una versión literal y objetiva de los hechos, tenemos un culebrón venezolano acerca de la chica rica oprimida por las convenciones sociales, el chico pobre que la quiere salvar pero no tiene dinero, y el chico rico-pero-malo que es absurdamente malvado porque, bueno, tiene que serlo si el otro es el bueno y además es el surrogatorio para que las audiencias se identifiquen con él (chico conoce chica, chico y chica se enamoran, chico cambia el orden social establecido... fórmula ganadora, lo decía Woody Allen en "HormiguitaZ"). Hasta ahí, la historia no tiene mayores alicientes en cuanto historia. Pero, ¿y si no fuera así? ¿Es seguro que Rose nos está diciendo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad...? Veamos la escena del dibujo en pelotas. La Rose vieja dice que no pasó nada. Técnicamente es correcto, porque según el flashback no pasó nada... en el minuto. Pero sí pasó después. ¿Mintió la vieja o no? Por otra parte, el flashback nos refiere varios hechos en que Rose no puede haber estado presente. ¿Son cosas que Rose infirió, que leyó en otra parte y que le ayudaron a completar la historia, o simplemente que se las inventó? Y esto nos lleva a inferir que a lo mejor no estamos viendo a los dos galanes tal y como fueron en la realidad, sino que podrían estar tamizados por sus recuerdos: a lo mejor James Cameron bajo el alias de Jack Dawson y con las facciones de Leo DiCaprio no era tan noble ni aguerrido como nos cuentan, y el malvadísimo Cal quizás no era tan mezquino ni maltratador, sino que Rose los ve así, y como atestiguamos los hechos a través de ella, nosotros por extensión también. Lo que deja algunas interesantes coletillas. ¿Cómo sabemos si de verdad Jack se ganó los pasajes al Titanic en un juego de póker, en vez de por otros medios más, er, cogoteros...? ¿Obtuvo Jack su smoking por un legítimo regalo de la insumergible Molly Brown, o se lo ganó por, er, medios que requieren, er, dedos largos...? ¿Seguros de que a Jack le plantaron la joya, en vez de habérsela en verdad robado, seguros de verdad sin que Rose no haya sido testigo ni haya tenido de verdad NI UNA SOLA PRUEBA DE QUE EL GUARDAESPALDAS DE CAL HIZO LA JUGADA...? ¿Y es de verdad Cal un abusivo y un maltratador como nos lo presentan, si no había nadie más para atestiguarlo? ¿O la madre tan prepotente, egoísta, autocentrada o absorbente? Después de todo, a Rose nos la describen en varios pasajes como más que un poco malcriadilla (miren que estar en una cena, y a santo de nada, se para y se pasa la baranda para tratar de suicidarse... o llamar la atención de alguien haciendo como que se suicida). No creo que la peli tenga una respuesta clara para ello, y es posible que ni siquiera el guión haya contemplado la posibilidad de esta lectura alternativa. Pero mirando con atención la peli, está ahí. Y es que por desgracia vivimos en un mundo en que ni siquiera de las viejas centenarias desfloradas a bordo de un Ford modelo T se puede uno fiar, si después de todo ella tuvo la condenada joya todo el tiempo y no le dijo a nadie, así es que, qué puede quedar para este pobrecito entretenimiento de tres horas de duración...

-- Un punto importante de esta peli son los actores. No por nada, esta peli hizo la carrera de Leonardo DiCaprio hasta un punto tal, que tuvieron que pasar años antes de quitarse la imagen de chulomijo y volver a ser tomado en cuenta como un actor serio (algunas desafortunadas elecciones de papeles y manierismos de mijorrico tampoco ayudaron, todo sea dicho). Hizo también la carrera de Kate Winslet, quién venía de rodar la estupenda "Criaturas celestiales", otro drama de época aunque algo más pasadillo para la punta miren ustedes por dónde. Billy Zane quien venía de la injustamente denostada "El Fantasma" lo hace estupendamente bien tratando de sacar adelante su rol de villano de cartón piedra y dándole algo de carne y personalidad (no mucho, pero es que tampoco el papel daba para más). La otoñal Gloria Stuart (86 años al momento de rodar, con make-up de vieja de 101, y cuyo otro gran crédito es haber sido la chica linda de "El hombre invisible"... de 1933) se manda un papelazo como la vieja Rose. Kathy Bates como la insumergible Molly Brown es siempre una presencia refrescante y bienvenida, Frances Fisher la borda como mamá-de-mierda, Bernard Hill (Theoden en "El Señor de los Anillos: Las Dos Torres") está magnífico como el capitán del barco, y el pobre David Warner que ha estado en alturas como "TRON" y mugres como "Naked Souls" con Pamela Anderson brilla como el perro de presa del villano. Entre todos ayudan a levantar a personajes bastante esquemáticos sobre el guión, insuflándoles vida y convirtiéndose en el complemento perfecto del personaje más vivo de toda esta peli, que es el mismísimo Titanic, por supuesto (ya hablamos sobre eso, no me hagan repetirme aquí).

IDEAL PARA: Ver una peli romántica de desastres con más concomitancias e implicaciones de lo que a primera vista pudiera parecer.

VIDEOS.

-- Trailer de la peli [en inglés, subtítulos en español].



-- Escena en que Leonardo DiCaprio hace "volar" a Kate Winslet [en inglés, sin subtítulos].



-- James Cameron dibujando a Kate Winslet [en inglés, sin subtítulos, y seriosly, la mano con el lápiz que se ve dibujando a Kate Winslet en bolas, es James Cameron himself, viejo zorro].

13 comentarios:

Galo Nomez dijo...

Cabría consignar que más allá del alarde que representó en su época, es un filme de lo aceptable hacia arriba. El único problema -aunque venía de antes- es que encasilló a Leonardo di Caprio en una especie de síndrome de Kelly -el de South Park-, ya que todos sus roles protagonistas fallecen al final de la película (Eclipse Total, Romeo + Julieta, Rápida y Mortal, Gangs in New York y hasta cierto punto Inception).

General Gato dijo...

Leonardo DiCaprio es un excelente actor... cuando quiere actuar. Cuando se las da de chulomijo, es un pesado insoportable. Nada de extraño que haya terminado encasillado (aunque por chulomijos que a veces hasta actúan y todo, mejor Leo que ¡¡¡TOM!!!).

El Bueno de Cuttlas dijo...

Recuerdo que vi esta película en el cine de mi ciudad y todas las chicas que había a mi alrededor se ponían a gritar como histéricas cada vez que salía la cara del señor DiCaprio en pantalla. Como en los documentales de los Beatles pero con menos encanto, la verdad. La cinta en sí misma está interesante, una especie de "Lo Que el Viento se Llevó" versión 2.0. Lo malo es que a James Cameron se le subieron los premios a la cabeza.

Un saludo gatuno

ayaxsoul dijo...

gran reseña... me quedo con aquello de que no hay que confiarse de las centenarias desfloradas... jejeje... interesante la visión subjetiva que brinda la narración de los hechos según rose... quizas sin quererlo revitaliza mi perspectiva sobre esta peli, algo que siempre se agradece.

General Gato dijo...

A EL BUENO DE CUTTLAS: Por suerte no me pasó a mí. Aunque cuando la fui a ver en 3-D hace no muchas semanas atrás, se sentaron dos varones de aspecto sospechoso que parecían muy compenetrados el uno con el otro, sentados no en una peli de balas y explosiones sino en un pasteloso drama romántico con trasatlántico fálico uterino que se parte en dos y se hunde en... ya, mejor no sigo, que a veces la suspicacia mató al gato. En cuanto al bueno de Santiago Cameron, el hombre tiene un ego alto como un rascacielos que... ya, mejor no sigo con referencias fálicas, mejor.

A AYAXSOUL: Gracias por las felicitaciones, y bueno, vaya uno a saber si con el tiempo la peli sea revalorizada justamente por aquella cosas que no quería decir pero que dijo igual... (creo yo).

ayaxsoul dijo...

Gracias a ud estimado Gral por hacer que una persona volviera a ver Titanic (muy a su pesar jajaja)... si Freud estuviera vivo gozaría de lo lindo analizando a JC.

Fidel Castro Ruz dijo...

esta peli la he visto cientos de veces pero igual me sigue encantando.

General Gato dijo...

A AYAXSOUL: Pues de nada. Y pensar que en su minuto creía que tampoco nunca más la iba a ver de nuevo... El mundo es extraño, y el mundo del cine, más aún. Y James Cameron... no sé... Me pregunto qué habría hecho él adaptando una historieta tan, er... disfuncional... como "Watchmen". Eso sí que habría sido un festival.

A FIDEL CASTRO RUZ: Directa, simple, a la médula. Nada de pretensiones más allá del espectáculo puro y duro. Y nada que no sirva para el propósito general de meternos en la trama y encariñarnos con los personajes. Así es como deberían ser todos los blockbusters. Michael Bay el chulito que piensa que los FXs lo compensan todo, debería aprender un par de cosas al respecto (aunque sea porque Cameron está sacando a una por década, pero cuando lo hace, se forra de una manera que Bay ya quisiera en sus más húmedos sueños).

Iakob dijo...

Una pequeña puntualización para Galo Nomez: al final de Gangs of New York no muere el personaje de Leo DiCaprio (se va con Cameron Díaz, el muy...). Aunque si mueren sus personajes en The Departed (Infiltrados, se tituló en España) y en Diamante de sangre.
Y con respecto a Titanic, también hay lugar para las parodias: http://www.youtube.com/watch?v=dJxj1mou03Mphsecr

General Gato dijo...

¡Me contaron el final de Diamante de Sangre! ¡¡¡QUE NO LA HE VISTO, LEÑE!!!

La parodia, genial, al mejor estilo ZAZ, ya hasta me dieron ganitas de que fuera real para ver la peli y todo. (¿"Y dónde está el Titanic"?, sería...).

Iakob dijo...

Entonces, quizá también le guste ésta: http://www.youtube.com/watch?v=QinQAhMxHtg&feature=related

General Gato dijo...

Hmmm... No, el último no me gustó tanto. Salvo por la de "Forrest Gump" y la de "UP", ésas sí...

ayaxsoul dijo...

Buenas General Gato, siguiendo con las alegorías Freudianas que tanto y tan variadas dejo la película, pienso q el falo gigante que representa el titánic se “cae” debido a la imprudencia y prepotencia, el descuido que produce un choque leve con un agente externo (entre líneas una Enfermedad de Transmisión Sexual quizás?) que con el tiempo debilita al miembro metálico hasta quebrarse y dejar salir el fluido vital interno que contiene (tripulantes? = semen?), para mí la “La Gran Vagina” es esa pelirroja fogosa que es Rose, no es casualidad que JC se haya decantado por una Kate Winslet Tan (Ñam, Ñam)… apetecible, curvilínea, fértil entre las fértiles, en vez de una carilinda huesuda como julia Roberts o Cameron Díaz (o similares en esos tiempos), y es que seamos sinceros, si hay alguna mujer que se intuye se puede “montar” sin esfuerzo un titanic (o varios… a la vez… jejeje) es la Winslet, hay algo de insaciable en ella que el asexuado de Jack no puede complacer del todo, por lo cual la figura de Rose se vuelve una figura materno Protectora que superpone los sentimientos románticos con independencia por sobre satisfacción sexual animal esclavizada que quizás le brindaba el tipo malo, el único a quien amo ella fue a Jack, pero igual siguió con su vida, y tuvo mucho sexo en el transcurso (y bajo sus propios términos jejeje). Para mi esta película es el canto de JC a una amante que no pudo complacer y que rememora en la algidez de la disfunción eréctil por la que atravesaba y que lo premio con un taquillazo y con una docena de miembros calvos y dorados, una gran película feminista sin querer queriendo por alguien considerado ampliamente como machista, que cosas no?... bendita sea la crisis de la edad madura… jejeje. (PD: Perdone Ud. Gral Gato por lo extenso del texto y por tanta paja mental, pero es que de verdad estamos ante una de las grandes películas subjetivas de la historia… jejeje)

Seguidores